Conoce nuestro ministerio

Colabora con la obra de Dios

Gente que nos apoya

Visítanos en Facebook

Visítanos en Twitter

Jesús Adrián Romero regresa a RD [Conciento]

Se presentará en el país el 12 diciembre en el Gran Arena del Cibao en Santiago y el 13 en el Estadio Olímpico Félix Sánchez de Santo Domingo”.

Santo Domingo.- Luego de varios años de espera elcantautor cristiano Jesús Adrián Romero regresa a República Dominicana con su tours “Soplando Vida”,que lleva el mismo nombre de su más reciente producción, el próximo 12 de diciembre en la Gran Arena del Cibao en Santiago y el 13 en el Estadio Olímpico Félix Sánchez en Santo Domingo.

 

 

 

 

Jóvenes intercambian armas blancas por biblias

 

   \"\\"\\"\"SANTO DOMINGO.- Decenas de jóvenes de distintos puntos del país intercambiaron armas blancas, que utilizaban en acciones delictivas,  por  biblias que les fueron entregadas por pastores de distintas congregaciones evangélicas, que aceptaron desarrollar el “Plan Nacional de Biblias por Armas, por una Sociedad sin Violencia”, en coordinación con la Policía Nacional.  Ver Mas

 

 

Cómo Dios sana las heridas

Dios quiere confortar nuestra alma a través del perdón y su aceptación y también quiere guiarnos en nuestro camino. Pero como hemos visto, es importante buscar su guía a través de la fe sin esperar respuestas mágicas o antinaturales.

También hemos hablando de los valles de la vida que son los momentos de problemas. Y también es allí donde vemos que la compañía de Dios que sigue siendo fiel.

La voluntad de Dios se interpreta sintonizándolo, teniendo una comunión con su espíritu de forma personal. Tal como la Biblia dice en San Juan 10:27-30: “Mis ovejas reconocen mi voz, es por eso que me siguen y la obedecen.”, tenemos que buscar a Dios y aprender a distinguir su voz para poder seguirla.

En la clase de hoy, nos enfocaremos en el versículo 5 del Salmo 23. Hablaremos acerca de la unción del pastor con sus ovejas y de la similitud con el cuidado que el Señor tiene por nosotros. En otras palabras, hablaremos de la solución de Dios a las cosas de esta vida que nos han causado daño.

Lamentablemente, las heridas que más dolor traen son de personas cercanas y queridas, de familiares y personas de confianza. Tal vez son golpes intencionales o no, provocados por una palabra o una mala actitud. Pero lo cierto es que no es lo mismo que un desconocido nos falte el respeto a que lo haga alguien a quien le hemos abierto el corazón. Y cuanto más si esa persona es un padre o alguien a quien admiramos.

Aquí el Señor toca este tema y dice: Yo te voy a cubrir con mi protección, te voy a ungir con mi aceite.

Sin embargo hay actitudes que no debemos tomar cuando nos hemos sentidos estafados o profundamente lastimados, pues nos llevarán a  peores consecuencias. Lo que debemos evitar es:

  1. Ignorar el dolor. Es decir que no nos pasa nada cuando por dentro estamos destruidos.  
  2. Minimizarlo. Es cuando nos queremos convencer de que lo ocurrido no es de mayor importancia cuando en realidad me está llevando a tomar malas decisiones.
  3. Proyectarlo para adelante. Es asentir que lo que hemos sufrido nos ha devastado pero que no es tiempo de resolverlo sino que esperaremos que en el futuro se solucione.
  4. Escapar. Es tratar de evitar tanto sufrimiento tapándolo con otra cosa o huyendo (Salmo 55:4-7)
  5. Repasar una y otra vez lo ocurrido. Esto le da lugar al resentimiento y la amargura en el corazón y no permite que podamos madurar sino, por el contrario, que no podamos dejar el pasado atrás.

La amargura detiene tu futuro


Una persona con un corazón lleno de resentimiento, es alguien que no puede ser estable en sus emociones. Su presente está marcado por el dolor del pasado. Es tiempo de enfrentar de la mano de Jesús al pasado y dejar que él unja las heridas con su aceite.

En el Salmo 39:2 habla de esto; no es cuestión de callar sino de confesar a quienes puedan ayudarme a salir del pasado.

David estaba tan lleno de preocupaciones y problemas que prefería escapar (Salmo 55:3-7). Y ¿Quién no ha pensado en huir en momentos de dolor? Sin embargo hay quienes buscan el escape escondiéndose detrás de vicios o de cubrirse de actividades que lo “ayuden a no pensar”. Otros se cubre detrás de un carácter agresivo para no volver a ser lastimados o bien a través de máscaras que esconden verdaderamente su real condición. Pero más allá de todo lo que te hayan hecho, hoy Dios te puede sacar de cualquier pozo de desesperación y llevarte a vivir una vida de victoria!

En Santiago 5:16 hay un secreto: la confesión y la oración. Es la oración de fe la que abre el corazón de Dios. Si estás dolido, confiésalo a pastores, a personas que los pastores designen y a Dios mismo. La clave es abrir el corazón. Puedes tener una vida diferente!

Es tiempo de clamar al Señor y decirle: ¡Enséñame a salir del dolor! No permitas que tu pasado gobierne tu presente. Suelta el dolor, renuncia al resentimiento y podrás vivir en libertad.

 

 

       Hojas de Otoño

Filipenses 4:4-9

 Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!

Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

En esto pensad

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.

 

Donde vivimos, las hojas otoñales son hermosas. La gama de colores reluce—amarillo, rojo y anaranjado. Paisajes se transforman en lienzos que sólo Dios podría pintar. Mi esposo y yo disfrutamos todos los colores de la naturaleza. Incluso, un simple viaje a cualquier lugar se torna más agradable debido a la belleza del otoño.

A menudo, nuestro enfoque determina nuestro estado de ánimo. Si nos centramos en nuestros problemas, el estado de ánimo suele ser triste. Si nos centramos en las bendiciones del Señor, a pesar de nuestros problemas, podemos ver cada día como un día creado por el Señor y nos podemos regocijar y alegrarnos en él (Sal. 118:24). Si cantamos de alegría por las obras de Dios, nuestra canción aligerará la carga y hará de nuestras pruebas más fáciles de llevar.

Autor: El Aposento Alto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escucha


Tu Radio Cristiana
Online

 

 

 

 

Articulos anteriores

Ave. Alemania 108 AB, El Cortecito Bavaro
Tel. 809-221-0714 Ext 1641, 1635, 1609

 

Diseñado por cdano.com
Login